Varios

Volver al listado.Ver los comentarios.
¿En qué estás pensando?
Los científicos han descubierto en ellos nuevas capacidades mentales, hasta hace poco desconocidas.
imagen

Fuente: wikipedia.org

Por: Jesús Barbero. Adiestrador canino titulado y técnico en modificación de la conducta. 

Le llamas, le dices que se siente o que se esté quieto, etc y como por arte de magia, lo hace. Incluso es capaz de tomar sus propias decisiones. 

¿Cómo lo consiguen? 

Un poco de historia

A lo largo de la historia han ido surgiendo sucesivas teorías basadas en estudios preliminares realizados con perros, dando una razón de ser a su conducta. Descartes, con su teoría del animal-máquina, consideraba que éstos se movían de forma mecánica, como las piezas de un reloj. Los conductistas afirmaban que los animales aprendían en base a los conceptos de estímulo-consecuencia (conductismo clásico) y ensayo-error (coductismo operante), ignorando las emociones y los procesos mentales que subyacían a esa conducta. 

Durante muchos años, se aceptaron mayoriatariamente estas conclusiones. Especialmente significativo fué el caso de los perros, pues, mientras se hacían numerosos estudios sobre la inteligencia animales salvajes como los simios, delfines, etc, se ingoraba por completo a nuestros mejores amigos, por considerarles animales manipulados por el hombre que no vivían en su hábitat natural y, por tanto, poco podían aportar a la ciencia. Pero todo esto cambió de unos años a esta parte. Los científicos se fueron fijando más en nuestros canes y, por ende, conociendo los entresijos de su mente. En los últimos 10 años se ha conocido más sobre su inteligencia que el resto de los años anteriores. 

Y, de repente, todo cambió. 

Uno de los pioneros en este campo fué Donald Griffin, Científico estadounidense que fundó la etología cognitiva. Griffin sostenía que los animales forman conceptos y estados mentales en función de las  interacciones con su entorno, mostrando cómo los animales basan sus acciones y anticipan las respuestas de los demás seres sintientes. Actualmente, diversos estudios realizados con perros han corroborado estas afirmaciones. De hecho, el psicólogo animal Stanely Coren, en su libro  "la inteligencia de los perros" señala que los perros son capaces de aprender hasta 150 palabras y tienen una inteligencia similar a la de un niño de 3 años. Asímismo, los trabajos realizados por Vanessa Woods y Brian Hare contenidos en su libro "Genios" han corroborado las afirmaciones de Griffin. 

Suma y sigue.  

Es más, hoy en día se sabe que los perros son auténticos maestros en el arte de leer e interpretar los gestos humanos y utililzarlos en su propio beneficio, por la sencilla razón que ellos llevan miles de años conviviendo con nosotros y su cerebro ha evolucionado para poder interactuar con nosotros y covertirse en el mejor amigo del hombre. 

En conclusión, Aunque algunos se rasguen las vestiduras, podemos afirmar que está demostrado científicamente que los perros en particular, y los mamíferos superiores en general, tienen un razonamiento limitadosiendo la diferencia en este aspecto respecto a los seres humanos de grado, es decir, cualitativa y no cuantitativa.Al leer esto algunas personas creerán que nuestros amigos de cuatro patas van a resolver una ecuación de segundo grado o una raíz cuadrada. Ahora se sabe que los perros piensan (¡que no cunda el pánico!), pero piensan como perros, como no podía ser de otra manera.  

Leer más: http://en.wikipedia.org/wiki/Donald_Griffin.

Bibliografía:

1. La inteligencia de los perros. Stanley Coren. Ediciones B.

2. Genios. Brian Hare y Vanessa Woods. Kns ediciones. 

3. El pensamiento de los animales. Donald R. Griffin.

4. En la mente de un perro. Alicia Horowitz. Ediciones Viena. 

5. El lenguaje de los animales. Temple Grandin. RBA libros. 

18/01/2018

Comentarios : Escribe un comentario.
 
No hay todavía comentarios.
 

Comentar esta historia:
Nombre:
Email:
Comentario:
Introduzca el código: